lagash

Clavo fundacional neo-sumerio

Un clavo de fundación, clavo de consagración o clavo de dedicación es una pequeña escultura que lleva textos inscritos en caracteres cuneiformes. Se embebía en las paredes de los templos o edificios para dejar constancia que eran propiedad divina del dios a quien estaban dedicados y dar solidez mágica a las edificaciones. Esta pieza está realizada en arcilla, lo más común, pero también se han encontrado de cobre o bronce. En la inscripción aparece el nombre de Gudea de Lagash, actual Telloh (Irak), uno de los regentes más importares del resurgimiento sumerio. Esta fechada ca. 2100 ANE. FUENTES: art.thewalters.org

Los sueños en la antigüedad, el diálogo con los dioses

Todos los pueblos de la antigüedad atribuyeron, en mayor o menor grado, una extraordinaria importancia a los sueños y a su interpretación. En el antiguo Oriente Próximo se llegó a creer que lo onírico, visionario o extático revelaba, o podía revelar, realidades superiores ocultas e inaccesibles a los hombres. Ello, en mayor o menor medida, fue evolucionando y se puede decir que incluso en la actualidad con las apariciones santas se sigue produciendo. Un ejemplo muy claro lo encontramos siglos más tarde en las pitias griegas que se valían de un estado inducido por psicofármacos para elaborar sus oráculos. Los sueños, por lo tanto, fueron el primer estadio, la primera aproximación de establecer una comunicación entre los dioses y los…

Este sitio web usa cookies para la navegación y ofrecerte una navegación óptima