Tiempo de lectura:33Seconds

Un clavo de fundación, clavo de consagración o clavo de dedicación es una pequeña escultura que lleva textos inscritos en caracteres cuneiformes. Se embebía en las paredes de los templos o edificios para dejar constancia que eran propiedad divina del dios a quien estaban dedicados y dar solidez mágica a las edificaciones.

Esta pieza está realizada en arcilla, lo más común, pero también se han encontrado de cobre o bronce. En la inscripción aparece el nombre de Gudea de Lagash, actual Telloh (Irak), uno de los regentes más importares del resurgimiento sumerio. Esta fechada ca. 2100 ANE.

0 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles de medios sociales