La primera escritura

Antes del 6.000 ANE una tribu prehistórica se estableció en la zona central de los Balcanes, extendiéndose a lo largo del Danubio, en lo que hoy es Serbia, Rumanía, Bulgaria y Macedonia; incluso en Europa Central y Asia Menor. A este conjunto se le ha denominado cultura de Vinça-Tordos y dado la gran afinidad de la cultura material que se ha encontrado en los yacimientos de los lugares antes mencionados, podría tratarse de algo más que de pequeñas comunidades aisladas con meros nexos culturales.

Tablillas con la escritura de Vinça

Tablillas con la escritura de Vinça

Arqueología de una escritura

La mayoría de esos restos son cerámicos y tienen grabados signos que podrían constituir un sistema de escritura. En 1.875, las excavaciones arqueológicas de Zsófia Torma (1.840-1.899) en Turdas (Tordos), cerca de Orastie (Rumanía) descubrieron un grupo de objetos con inscripciones de unos símbolos desconocidos. Similares objetos se encontraron durante las excavaciones de 1.908 en Vinça, un suburbio de la ciudad serbia de Belgrado, a 120 km. de Tordos. El descubrimiento de Nicolae Vlassa en 1.961 en Rumanía de tres tablas (Tablas de Tartaria) con símbolos grabados que guardaban gran parecido, impulsó el debate.

Vlassa consideró las inscripciones como pictogramas y obtuvo una datación por C-14 de los objetos en 6.000 años de antigüedad. La primera investigadora que pensó en la posibilidad de que estas marcas constituyesen un sistema de escritura fue Marija Gimbutas, en parte para avalar su teoría y reconstrucción de una supuesta sociedad neolítica de pre-indoeuropeos que habitaron Europa (Cultura de los Kurganes). La denominó “Old European Script” (OES) y supondría una gran controversia en el mundo científico, pues situaría la invención de la escritura unos 1.000 años y bastante distante del foco cultural tradicional, centrado en Mesopotamia y Egipto. El Dr. Pešic fue más lejos y propuso una teoría que chocaba con todas las posturas establecidas por los investigadores más respetados: relacionó la escritura etrusca con estos símbolos. Este planteamiento es muy discutido porque se considera que el etrusco es una variación de un griego muy arcaico, cuya base era el alfabeto fenicio. Para apoyar su teoría, añadió que estos signos también eran la raíz de ese alfabeto e incluso que Homero hablaba un dialecto paleo-eslavo, todo ello sin aportar pruebas concluyentes.

Una escritura muy contestada

Los detractores de considerar al conjunto de signos de Vinça una escritura, argumentan que la mayoría de sus símbolos se parecen a elementos decorativos muy utilizados en momentos posteriores (grecas griegas, mosaicos romanos, simbología celta…) pero, en mi opinión, ello no significaría que esta civilización les diese la misma función. En lo único que coincide toda la comunidad científica es en otorgar un sentido religioso a estas marcas (Haarmann, 1.996, 28) por diversos motivos:

  • Sólo han sido hallados símbolos en las cerámicas del ajuar funerario y no en tablillas como en Sumer.
  • Los símbolos de todas esas áreas guardan gran similitud, como si estuviesen realizados a partir de una plantilla o esquema que se limitaban a copiar los artesanos. En esto, los mas escépticos ven la prueba para considerarlos elementos ornamentales y no una escritura.
  • Prácticamente no hay evolución (los signos mas antiguos y los mas recientes guardan las mismas formas pese haber sido empleados durante mas de 3.000 años) ni simplificación de los símbolos, hecho constatado en sociedades que empleaban la escritura con fines burocráticos.

La escritura de unos artesanos dedicados a la agricultura

Quienes inventaron, desarrollaron y usaron estos símbolos formaban una cultura agrícola vinculada a los valles de los grande ríos del centro-este de Europa; prueba de ello son los numerosos signos relacionados con la naturaleza: el sol, el agua, los cereales… pero también aparecen símbolos en la base de los recipientes que podrían tratarse de la firma del artesano o, considerando otra línea de investigación iniciada por un grupo de estadounidenses, un primitivo sistema de numeración que podría indicar la cantidad o el precio del contenido de esos recipientes (por lo que su función sería comercial y no religiosa). Dada la gran cantidad de símbolos hallados, la mayoría de investigadores no duda de que se tratase de una escritura, por lo que muchos han intentando descifrarla. Hasta la fecha el que más tiempo le ha dedicado es Griffen y tan sólo ha conseguido aventurar el significado de algunos símbolos por comparación con otras escrituras ya descifradas, como el Lineal B micénico. El hecho que dejase de ser utilizada abruptamente a principios de la Edad del Bronce va a dificultar en gran medida su desciframiento; siendo un imposible lo mas probable. Por lo tanto, se mantendrá al cuneiforme como la primera y mas antigua escritura, ya que tuvo una mayor trascendencia e impacto en el desarrollo de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.