La gruta de Marte

…en la gruta de Marte, de verdes musgos tapizada, bajo la loba recién parida, los gemelos marciales juegan y maman sin miedo, colgados de sus ubres, mientras ella, tornando su suave pescuezo, los lame por turno y moldea sus tiernos cuerpos con la lengua. No lejos de allí había surgido Roma…
Virgilio, La Eneida, Libro VIII

Uno de los descubrimientos más fabulosos de la romanología fue la cueva de Marte ya que brindó un elemento material a la oscura mitología romana . Fue durante los trabajos de restauración de 2007 acometidos en el Palacio de Augusto -monte Palatino- cuando se encontró la famosa Lupercal, la cueva donde una loba amamantara a Rómulo y Remo. Dicha escena corresponde al mito fundacional de Roma.

Estratigrafía de la gruta de Marte

Estratigrafía de la gruta de Marte

La gruta está a 16 metros de profundidad entre el Circo Máximo y la Casa de Augusto, justo en la Roma Imperial, y tiene un diámetro de 6,53 metros y una altura de 7,13 metros. Una sonda con cámara tomó un amplió repertorio gráfico que nos muestra una caverna en forma de cúpula cuya pared está decorada con mosaicos coloreados y conchas marinas. Un fresco de un Águila Imperial, a que decoraba los estandartes de las Legiones Romanas, domina la estancia desde el centro de la cúpula.

Los arqueólogos ya habían descubierto en junio de 1988, en una ladera del Monte Palatino, lo que creían que era el muro defensivo, construído cuando se fundó Roma. Su cronología coincidía con la fecha atribuída al nacimiento de la ciudad, alrededor de 753 ANE, lo que no encontraba oposición con la descripción hecha por el historiador romano Tito Livio: “El primer acto de Rómulo fué fortificar el Palatino, el sitio de su crianza”. Por esta razón se trató de un descubrimiento tan importante que impulsó el debate tan controvertido del grado de veracidad de los textos escritos por autores clásicos.

La fundación de Roma
Los gemelos Rómulo y Remo, cuyo padre era el dios Marte, fueron abandonados en el río Tiber por orden del rey Amulio, cuya hija había incumplido el mandato de virginidad que le impuso cuando la obligó a dedicarse al culto de Vesta. Los hermanos que se convertirían en los fundadores de Roma fueron recogidos y amamantados por la loba “Luperca”, según el mito.

Estatua de la loba capitolina

Estatua de la loba capitolina

Podríamos creernos el mito y lo relatado en las fuentes clásicas pero no podríamos contradecir las evidencias arqueológicas dejadas por habitantes de varios siglos anteriores a lo que los escritos y la tradición romana nos señalan.

La ciudad ya existía. Por lo tanto, los Rómulo y Remo de la Historia, de haber existido bajo esa denominación, lo que realmente hicieron fue refundar una ciudad o asentamiento preexistente y dotarla de una nueva organización sociopolítica.

Las interpretaciones de la leyenda han sido múltiples. Es posible que “Luperca” fuera una prostituta, ya que en la Roma antigua éstas recibían el nombre de lupa (loba), de donde procedería la palabra “lupanar”. Las última investigaciones niegan la existencia de las figura de Rómulo y Remo y de haber existido, parece que las medidas y reformas que la tradición les ha atribuido, las realizaron otros reyes de origen etrusco.

La monarquía romana era una institución mayormente heredada de los etruscos. Los etruscos constituían el elemento pre-indoeuropeo de la primitiva composición de la ciudad y la sociedad romana que más adelante la élite en el poder se encargaría de borrar. Uno de los primeros aspectos en desaparecer fueron los derechos femeninos. Las mujeres Etruscas eran famosas por su independencia al igual que ocurría en otras sociedades de origen no indoeuropeo.

La Lupercalia
Era el ritual vinculado a la gruta de clara procedencia pre-indoeuropea. Se trataba de un antiguo rito de fertilidad, muy vinculado con la celebración de la llegada de la primavera. Los primeros monarcas romanos pudieron haberlo modificado, pero no se atrevieron a suprimirlo. De hecho, se continuó practicando durante doce siglos más, hasta el comienzo de la Edad Media.

Los famosos ritos vinculados a la gruta nos transportan a una Europa Paleolítica por lo que es muy probable que se trate de una reliquia religiosa del Paleolítico post-glacial que fue heredada por los romanos.

Puedes ver más detalles de esta primitiva capilla sixtina aquí

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.