Detalle del estandarte de Ur

Estandarte de Ur

Se trata de una obra de la artesanía de taracea, arte típico de Sumer y Acad consistente en incrustar piedras y otros materiales distribuidos en bandas.

Fue encontrado por el arqueólogo británico Leonard Woolley en la década de 1920 en la tumba PG779 del Cementerio Real de Ur (al sur de la actual Bagdad, Irak). Apareció en una esquina de la tumba de la reina Shubad (o reina Pu-abi) de época de Meskalandug, concretamente sobre los hombros de los restos de un hombre.

A pesar de su nombre, se desconoce su función o propósito original ya que no pudo ser un estandarte por sus pequeñas dimensiones. Se ha pensado en una especie de pupitre, un mueble, la caja de un instrumento o en el pedestal de una estatua. Se encuentra decorado en todas sus caras. Cuando fue hallada, los paneles laterales habían sido destruidos por la acción del tiempo, y los frontales habían sido aplastado por el peso de la tierra bajo la que fue hallado. El mosaico se había desprendido de la madera descompuesta y el betún se había desintegrado. Lo que ha llegado hasta nosotros es una reconstrucción que se cree aproximada. La escuela británica tiene como sello llevar a cabo restauraciones y/o reconstrucciones completas incluso cuando se dispone de un bajo porcentaje de la pieza original. Al apreciar está pieza por lo tanto, debemos tener en cuenta el fenómeno de resignifcación cultural.

Los dos paneles principales del estandarte de Ur se denominan convencionalmente “Cara de la Guerra” y “Cara de la Paz”. Cada uno de ellos se divide verticalmente en tres niveles o frisos, que deben ser leídos a la manera sumeria, de abajo a arriba y de derecha a izquierda:

  • “Cara de la Guerra”: aparentemente el tema es una victoria militar. Se representan carros de guerra de cuatro ruedas tirados por recuas de asnos u onagros arrollando a los enemigos (aunque estos carros grandes eran poco manejables en combate: se usaban más bien para la defensa o el transporte), soldados ataviados con armaduras, prisioneros, lanzas y hachas. Hay un desfile de infantes presentándose al rey, sentado en la parte media de la banda superior.
  • “Cara de la Paz”: representa la escena de un banquete en el momento que se produce el desfile de animales y tributos, presentados ante un rey que bebe mientras conversa. Figuras sentadas celebran el ágape mientras un músico entretiene a los comensales.

Todos los personajes están representados parcialmente de perfil (rostro y piernas) o parcialmente de frente (hombros y ojos), en tanto que los animales están colocados casi completamente de perfil (a excepción de los cuernos en los bovinos).

Se trata de una fuente de información valiosísima (aparte de su gran belleza) para conocer el tipo de vestimenta que utilizaban los hombres sumerios, el armamento de los soldados, los animales que conocían, los productos consumidos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.