Read Time7minutoss, 27segundoss

Los sumerios ya son unos viejos conocidos nuestros y como inventores de la escritura también lo fueron de mitos, creencias y tradiciones que han llegado a nosotros a través de la cultura judío-cristiana.

Ya en las tablillas más antiguas -fase Uruk IV- los sumerios describieron una región semi-mítica situada al sur de dónde se encontraban (actual sur de Iraq). Dicho lugar lo llamaron Dilmun y aparece recogido en sus tablillas de dos modos muy diferentes: el Dilmun mitológico y el Dilmun comercial. Pese a que ambos son situados en una región aneja, se desconoce por qué motivo un enclave comercial fue asimilado como el paraíso para los sumerios. Quizás fuese su verdadero lugar de procedencia idealizado o los comerciantes contaban historias maravillosas para mantener el negocio activo que con el paso del tiempo perdieron dicha función y se entrevelaron con el resto de su corpus mitológico.

Tablillas cuneiformes de Uruk IV en las que se menciona a Dilmun
Tablillas cuneiformes de Uruk IV en las que se menciona a Dilmun

El Dilmun mítico es descrito como “El lugar de la salida del sol” o “La tierra de la vida” y su patrona es Ninsikil. Una de las tablillas del Mito de Enki y Ninhursag, la describe como “Una tierra virginal y prístina, donde los leones no matan, los lobos no se llevan a los corderos, los cerdos no saben que los granos son para comer”. Fue donde tuvo lugar la escena de La Creación relatada en el Enuma Elish protagonizada por Enki, Ninhursag y Nammu. Ziusudra -Utnapishtim, nuestro Noé- fue enviado a Dilmun tras el Gran Diluvio para vivir por siempre. Una recompensa de los dioses por su colaboración en su castigo a la humanidad.

Como vemos se nos presenta como un lugar libre de dolor y dónde las personas consiguen la inmortalidad. El parecido con el Paraíso de la Biblia es indudable y muchos fans del Señor de los Anillos podrán confundirlo con las tierras más allá del Mar de Rhûn, el lugar al que migran los elfos para huir del caos de la Tierra Media y del cual, Tolkien apenas nos describe nada (y no por ser un autor que despreciase este recurso literario).

Sin embargo, los textos sumerios de naturaleza económica nos ofrecen una visión mucho más sobria, seria y comercial, con un tono muy alejado de lo literario. Dilmun es mencionado como el lugar de origen de las piedras preciosas, del cobre, de plantas y animales exóticos, de la madera y de canteras de piedras, así como de la mirra y el incienso, productos muy ligados al culto y la religión. En tablillas que datan del 2200 ANE la tierra de Dilmun fue descrita junto a lugares más distantes como Magan y Meluhha (enclaves asociados a la civilización del Valle del Indo). En la mayoría de los casos, estos lugares fueron alcanzados por buques y marineros altamente especializados.

Pero… ¿dónde se localizaban estas tierras y qué papel ha jugado la geología y la arqueología modernas en su localización?

Red comercial de Dilmun
Red comercial de Dilmun

El concepto de Paraíso en Mesopotamia fue conocido a partir de copias asirias descubiertas a mediados del siglo XIX y que tuvieron un gran impacto entre los eruditos bíblicos. Los investigadores enseguida se dieron cuenta que lo relatado en el Génesis evocaba palabras -Edén, Adán, ríos. etc, frases -creación del hombre a partir de arcilla, y descripciones -cuatro ríos, incluidos el Tigris y el Eufrates- que ya aparecían en textos sumerios mucho anteriores. A mediados del siglo XX, la mayoría de los estudiosos sugirieron que Dilmun residía en la región del Golfo Pérsico y, más concretamente, con las tierras del lado árabe coincidentes con las actuales Kuwait, Bahrein y Arabia Saudita oriental.

Lo más espectacular aconteció cuando fue excavada la que, según los textos sumerios, fue su primera ciudad: Eridu. Los trabajos arqueológicos revelaron secuencias de materiales que se remontan al 5.500 ANE. Este primer periodo prehistórico llamado Ubaid -El Obeid- es reconocido por una cerámica muy distintiva y particular de un vivo color negro y hermosos diseños. Hasta 1970 dicha cerámica ha sido encontrada en Bahrein, Irán, Arabia Saudita oriental y, finalmente, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos. Por lo tanto, se pudo hipotetizar un vínculo entre los primeros habitantes del sur de Mesopotamia de Ubaid con las poblaciones a lo largo de la periferia del Golfo Pérsico.

Para comprobar esta teoría investigadores alemanes a bordo del buque Meteor realizaron trabajos durante la década de los 70. Se pudo corroborar que el Golfo había permanecido seco durante y justo después de la última gran glaciación, ca. 60, 000 – 10,000 BC. En su lugar existió una gran depresión en la que convergían infinidad de ríos y arroyos que con la subida del nivel del mar fueron cegados y sólo los puntos más altos son los que a día de hoy apreciamos y conforman el litoral y las islas del Golfo. Estos hechos sugieren que los sumerios se habrían asentado en esos márgenes fluviales y oasis ya desaparecidos hasta que la crecida de las aguas les obligó a moverse hacia el norte, hacia las llanuras de Mesopotamia, creando así la civilización en Eridu. Este estudio arrojó unas conclusiones que mostraban una configuración medio ambiental que reflejaba lo descrito por los textos sumerios y la Biblia. No obstante, actualmente se apunta más hacia el Valle del Indo como lugar de origen de los sumerios por paralelos culturales y artísticos. A decir verdad, ambas regiones debieron tener un clima y un ecosistema muy parecido que puede tener cabida en lo descrito como el Dilmun.

Dilmun, por lo tanto, era el nombre dado a los antiguos enclaves comerciales situados en las islas de Bahrein en el Golfo Pérsico. Debido a su situación en las rutas comerciales marítimas que unían Mesopotamia y el Valle del Indo, dicha región se desarrolló como un importante enclave comercial a gran escala, una especie de Hong Kong del mundo antiguo. Atraía en su esfera las mercancías procedentes del comercio marítimo entre África oriental, el sur de Arabia y la India. Así lo corroboran las evidencias literarias y arqueológicas que han sido halladas. Impresiones realizadas por sellos de barro procedentes de la ciudad de Harappa en el Valle del Indo fueron usadas para sellar paquetes de mercancía. Algunas de estas impresiones han sido localizadas en la ciudad de Ur y en otras ciudades mesopotámicas e, incluso en el actual Bahrein.

Sello comercial de Dilmun
Sello comercial de Dilmun

¿Que era el paraíso para los sumerios? ¿Un lugar de exuberante naturaleza dónde todos los seres convivían en armonía? ¿Un enclave comercial y generador de riqueza? ¿Ambas cosas, ya que concebían su compatibilidad? Que el Paraíso de nuestros antepasados fuera o coincidiera con un emporio nos dice mucho de su idiosincrasia y forma de pensar. Que nos guste o nos deje de gustar es otro tema. A lo mejor en aquellos tiempos la actividad comercial no eran tan depredadora como en la actualidad y pudiera ser no sólo sinónimo de bienestar terrenal sino espiritual también. Es innegable que el cristianismo ha atacado desde sus inicios todo lo relacionado con el comercio y que el capitalismo ha terminado por deshumanizar esta actividad, influyendo negativamente en nuestra forma de percibir el comercio.

Sello de Dilmun decorado con figuras humanas y zoomórficas
Sello de Dilmun decorado con figuras humanas y zoomórficas

También es posible que Dilmun fuese un concepto que varió su significado con el tiempo. Así el Dilmun de los primeros tiempos fue el lugar de procedencia de los sumerios, luego se idealizó su significado pasando a representar algo imaginado, algo fuera de la órbita de la humano y más tarde se banalizara su contenido con vistas a sacar un mayor beneficio comercial, algo así como una campaña publicitaria. Muy importante es el hecho de que fuese el lugar de procedencia de la mirra y el incienso dado que son productos consumidos, casi exclusivamente, en el ámbito religioso. Es lógico pensar que su distribución se protegiera divinamente. Además, eran productos ofrecidos a los dioses, por lo que debían proceder de un lugar a su altura. Por ello se creó el mito del paraíso que no quiere decir que no tuviese su reflejo en la realidad pero que no es el referido por los sumerios en este caso pues se desconoce si llegaron siquiera a conooerlo.

00

One thought on “Dilmun, el paraíso sumerio

  1. Las rutas comerciales marcan el desplazamiento de los hijos de adam gobecli, urfa, ugarit, ya que los hijos de adam son los hijos de luz de dios que se quedaron atrapados en las rocas , los huesos , dando lugar a una nueva sinergia, dioses, neiflims, y hombres caminando juntos y dando los secretos a los hombres o monos, como nos llaman ellos, estamos a una sola carne y a veces despertamos a la materia las serpientes edenicas, los hijos de tiamath, guardianes de los arboles de la vida , las serpientes que amamantan las almas puras ,yo soy una despierta, y navego por la luz del adn buscando respuestas, uso la meditacion, en la brecha intertemporal, caimos y estamos volviendo El, namaste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Social profiles
Close